8 consejos para superar el miedo escénico

Cantar en un escenario delante del público no es tan fácil cómo parece. Sientes que se acelera tu respiración, tienes sudores fríos, que tu corazón late más rápido, o incluso no puedes recordar la letra de tu canción… ¿Te ha pasado alguna vez? Entonces, es probable que sufras de miedo escénico.

Pero no te preocupes, ¡no estás sol@! Grandes super estrellas lo han sufrido también y lo han superado. Por ejemplo, ¿sabías que Adele tuvo que ir a sesiones de hipnosis para ser capaz de salir al escenario en los Oscars de 2013? ¿O que Barbra Streisand dejó los escenarios 27 años después de quedarse en blanco en una actuación en directo en 1967?

choir singers

Un buen ejercicio para superar el miedo escénico es cantar en un coro. Cuando cantes estarás rodeado de más gente, no cantarás solo en el escenario.  En este artículo te damos 8 consejos para superar el miedo escénico, que te ayudarán a disfrutar de la experiencia de cantar en un coro al máximo.

 

Consejo nº1: Evita la cafeína.  Quizá pienses que te ayudará a tener más energía a la hora de actuar, pero de hecho lo que hará es que te sientas inquiet@ y nervios@.

Consejo nº2: Bebe zumos de frutas cítricas. Beber uno de estos zumos de frutas media hora antes del concierto hará que baje tu presión sanguínea y calmará tu ansiedad. Puedes combinar diferentes frutas, como uvas, naranjas, kiwis o mandarinas.

exercise to fight stage fright

Consejo nº3: Haz algo de ejercicio.  It Te ayudará a relajar las tensiones de tu cuerpo y al segregar endorfinas aumenta tu sensación de bienestar. Tómate algo de tiempo para hacer ejercicio aunque sea unos 30 minutos el día de tu actuación. Puedes salir a correr, caminar o ir en bicicleta. ¡Así tu cuerpo estará feliz y listo para actuar!

Consejo nº4: Riéte. ¡Y todo lo que puedas! La risa ayuda a relajar y a distraer tu mente del nerviosismo a la vez que estimulas los músculos faciales y la mandíbula. Ponte a ver vídeos divertidos en YouTube, pasa tiempo con tus amigos, familia o tus compañeros de coro recordando anécdotas divertidas.

Consejo nº5: Relaja tu cuerpo antes del concierto. Masca chicle durante un rato para relajar la tensión de tu mandíbula (no demasiado tiempo), estira tus brazos, piernas, cuello y tararea en tonos bajos para relajar tu voz. Estos son sólo algunos ejemplos de cosas que puedes hacer para relajar tu tensión corporal antes de salir al escenario. Te ayudará a estabilizar tu voz y calmar tu mente antes de cantar.

choir singer

Consejo nº6: Recita la letra de tu canción favorita.  Céntrate en seguir un buen ritmo con el que te sientas cómod@. Te hará sentirte más seguro y cómod@ para salir a cantar relajad@ y con gracia.

Consejo nº7: Mentalízate para parar tu ansiedad.  Aprovecha mientras sales a hacer ejercicio o de camino al concierto, repite mentalmente que puedes sentirte nervioso pero por un cierto periodo de tiempo, pero después de el punto de inflexión que te marques (por ejemplo, cuando te encuentres con tus compañeros del coro) la ansiedad va a desaparecer. Será cada vez más fácil a medida que vayas practicando.

Consejo nº8: Imagina que la gente que quieres está en el público. En vez de usar el viejo truco de imaginarte al público desnudo (cosa que encuentro un poco inquietante, por cierto), imagina que la gente que quieres está en el público animándote a cantar. Esto te ayudará a superar tu miedo escénico y a cantar feliz y con pasión.  

Espero que alguno de estos consejos te sirvan para superar tu miedo escénico la próxima vez que subas a un escenario. Puedes incluso crear tu propio ritual pre-concierto con éstos consejos. ¡Y no olvides compartirlos con tus compañeros de coro!

¿Hay algún otro truco que utilices antes de salir a cantar? ¡Compártelo con nosotros! 😉

Aquí te dejamos una TED talk de Mikael Cho, que habla sobre el miedo escénico y cómo superarlo:

 

 

Y recuerda que es algo que mejora con la práctica: no te desanimes si no consigues los resultados deseados las  primeras veces que utilices estos 8 trucos para superar el miedo escénico. Tómate tu tiempo, ajusta tu ritual de forma que te sientas cómod@ y, sobre todo, no te presiones. ¡Estoy segura de que con un poco de práctica estarás al mando de la situación! 😉